protege tu alojamiento turístico con el seguro de alquiler vacacional

Cómo asegurar un alojamiento turístico. ¿Sabes qué tipo de seguro necesitas?


¿Tienes tu vivienda turística asegurada? El alquiler de un alojamiento turístico puede conllevar una serie de riesgos, por lo que es necesario contar con un seguro que cubra los imprevistos que pueden surgir. En este post queremos hablarte del seguro de alquiler vacacional o seguro de vivienda vacacional, en qué consiste, qué riesgos cubre y qué tipo de seguro elegir.

Contratar un seguro requiere plantearse con antelación una serie de cuestiones como: ¿es obligatorio tener un seguro?, ¿qué tipo de riesgos debo cubrir?, ¿sirve un seguro de hogar?, ¿qué aspectos debo tener en cuenta para elegir el seguro adecuado? A continuación, respondemos a todas estas dudas.

¿Qué riesgos pueden darse en el alquiler vacacional?

El alquiler vacacional puede ser una buena opción para obtener una rentabilidad de una vivienda, pero es importante estar preparados ante los riesgos que puedan surgir. Algunos de esos riesgos pueden ser:

  • Daños en la vivienda. Un huésped puede romper algo en la vivienda.
  • Daños al propietario. El propietario no recibe el pago acordado con el huésped, por ejemplo.
  • Daños a la comunidad de propietarios. Por ejemplo, una fuga de agua en la vivienda vacacional puede producir daños en el edificio.
  • Daños a los huéspedes. Por ejemplo, un robo que sufren los huéspedes mientras tienen alquilada la vivienda alquilada.

Todos estos imprevistos pueden suponer un coste para el propietario que puede protegerse con un seguro de vivienda vacacional.

¿Qué tipo de seguro de alquiler vacacional puedes contratar?

Antes de nada, es necesario saber que no se puede utilizar un seguro de hogar ya que los riesgos son diferentes, además, es importante estudiar la normativa aplicable porque en cada Comunidad Autónoma puede ser diferente y se exigen diversos seguros obligatorios. En general, los seguros más habituales son los siguientes:

  • Seguro de responsabilidad civil. Es un seguro obligatorio que protege tanto al huésped como al propietario. Las principales coberturas de un seguro de responsabilidad civil son las siguientes:
    • Indemnización a terceros por daños corporales, materiales o patrimoniales.
    • Defensa jurídica del asegurado (se trata de los costes judiciales, honorarios de procurador y abogado, y extrajudiciales).
    • Fianza solicitada por los tribunales.
    • Inhabilitación profesional.

Junto con lo anterior hay una serie de daños que suelen estar excluidos de las pólizas de responsabilidad civil básicas y que suelen ser los siguientes:

  • Daños a bienes del asegurado
  • Daños por incumplimiento de la normativa
  • Daños por incendio, explosión o catástrofes naturales.
  • Sanciones o multas que se impongan al asegurado.

Por lo general, en los seguros de RC se suele fijar un límite global, es decir, una cantidad máxima que cubrirá el seguro tanto por daños personales como materiales; o un límite por tipo de siniestro, por el que se fijan límites de cantidades en función del tipo de daños.

  • Seguro de alquiler vacacional. Para ampliar la cobertura del seguro de responsabilidad civil básico, puedes contratar un seguro de alquiler vacacional que cubra situaciones como: una pérdida de dinero por una cancelación, el arreglo de desperfectos ocasionados por un huésped o supuestos de incendios, inundaciones o reclamaciones de terceros. Se trata de seguros multirriesgo que cubren diversas situaciones que pueden ocurrir cuando se alquila una vivienda a turistas. En el mercado puedes encontrar varias opciones y antes de elegir debes cotejar:
    • La solvencia de la compañía de seguros
    • Las coberturas que ofrece y las exclusiones
    • La adaptación del seguro a tu caso concreto
    • El coste de la prima a pagar

Seguro de vivienda turística en la Comunidad de Madrid

Según la normativa de la Comunidad de Madrid, entre los alojamientos de tipo turístico se encuentran las viviendas de uso turístico. Se pueden definir como aquellos pisos, apartamentos o casas que, amueblados y equipados en condiciones de uso inmediato, son comercializados y promocionados en canales de oferta turística para ser cedidos en su totalidad por su propietario a terceros, con fines de alojamiento turístico a cambio de un precio.

Para la explotación de una vivienda de uso turístico en la Comunidad de Madrid es necesario presentar una serie de documentación que es la siguientes:

  • Declaración responsable por la que el titular del establecimiento declara, bajo su responsabilidad, que cumple la normativa aplicable.
  • Escritura de constitución de la sociedad (para los casos en que sea una sociedad quien explote el inmueble).
  • Escritura de compraventa, arrendamiento o cesión del inmueble (es decir, la escritura o documento que acredite que el inmueble está disponible).
  • DNI o pasaporte del administrador de la sociedad.
  • NIF de la sociedad.
  • Certificado de idoneidad.
  • Seguro de responsabilidad civil

La documentación se puede presentar por internet o presencialmente en oficinas de registro de la Comunidad de Madrid, de otras Comunidades, del Estado, de Entidades Locales o de correos, entre otras.

En cualquier caso, para cumplir con la normativa y ahorrar tiempo es recomendable contar con la ayuda de un experto en gestión de apartamentos turísticos que te asesore sobre los trámites a realizar y haga todas las gestiones, de manera que no haya errores y ahorres dinero.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

Compare