Contrato de un apartamento turístico

¿Qué debe contener el contrato de un apartamento turístico?

¿Qué debo firmar si alquilo un apartamento turístico?, ¿cómo se hace el contrato?, ¿qué cláusulas debe tener? Si vas a gestionar el alquiler de un apartamento turístico es importante que dejes por escrito todos los pactos que alcances con el huésped para evitar problemas en el futuro. En este post te contamos qué contenido debe tener un contrato de un apartamento turístico para que estés protegido.

¿Dónde se regula el contrato de un apartamento turístico?

Antes de redactar un contrato de apartamento turístico debes saber cómo se regula y dónde, para ello debemos acudir al artículo 3 de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) que habla de los arrendamientos de temporada y que establece lo siguiente en el apartado 2 del artículo 3:

“En especial, tendrán esta consideración (de arrendamiento para uso distinto del de vivienda) los arrendamientos de fincas urbanas celebrados por temporada, sea ésta de verano o cualquier otra, y los celebrados para ejercerse en la finca una actividad industrial, comercial, artesanal, profesional, recreativa, asistencial, cultural o docente, cualquiera que sean las personas que los celebren.”

Por lo tanto, si alquilas tu apartamento turístico por temporadas podrás elaborar un contrato de apartamento turístico en base a la LAU y regirá la voluntad de las partes, la LAU y el Código Civil, por ese orden.

Sin embargo, en el caso en que estés en el supuesto del apartado e) del artículo 5 de la LAU, el alquiler se excluye de la LAU y se rige por el Código Civil. Esto es lo que establece el apartado e) del artículo 5:

Quedan excluidos del ámbito de aplicación de esta ley: (…)

e) La cesión temporal de uso de la totalidad de una vivienda amueblada y equipada en condiciones de uso inmediato, comercializada o promocionada en canales de oferta turística o por cualquier otro modo de comercialización o promoción, y realizada con finalidad lucrativa, cuando esté sometida a un régimen específico, derivado de su normativa sectorial turística.

A efectos prácticos el contenido del contrato de apartamento turístico es muy parecido salvo en aspectos como la fianza y otros requisitos que puedan exigir las Comunidades Autónomas, te lo contamos a continuación.

¿Cuál es el contenido de un contrato de alquiler de apartamento turístico?

Algunos de los aspectos más importantes que debe regular un contrato de alquiler de apartamento turístico son los siguientes:

  • Identificación de las partes. Tanto el propietario como el inquilino se deben identificar con nombre completo, DNI, domicilio etc.
  • Descripción del apartamento. En el contrato debe incluirse la localización, la superficie, la distribución, si está o no amueblado. En el caso en que en el apartamento haya muebles y electrodomésticos es aconsejable incluir una relación de los mismos, una descripción de su estado y un reportaje fotográfico actualizado.
  • Renta y fianza. Se tendrá que regular cuánto se paga de renta, de qué forma y cuánto se entrega de fianza. En el caso en que se considere un arrendamiento de temporada la fianza que exige la LAU es de dos mensualidades, si se trata de un alquiler excluido de la LAU, se tendrá que pactar por las partes si se entrega o no fianza y su importe.
  • Duración. El contrato de alquiler debe contemplar la duración de la estancia y la forma en la que se van a entregar y devolver las llaves.
  • Obligaciones de las partes. Por lo general se suele regular que:
    • El huésped debe conservar la vivienda en buen estado y no realizar actividades molestas.
    • El huésped no podrá hacer obras ni daños en la vivienda.
    • El propietario tendrá que mantener los suministros de agua luz, gas etc.
  • Número de ocupantes. Otro aspecto que se tendrá que regular es el número de personas que se alojarán en el apartamento turístico y si podrán tener consigo mascotas o no.
  • Subarriendo. En este tipo de contratos se suele regular que está prohibido.
  • Causas de resolución. Son las causas por las que una de las partes puede resolver el contrato, sobre todo, en caso de incumplimiento de la otra parte, por ejemplo, en caso de impago de la renta.
  • Normativa aplicable. Tal y como hemos visto, dependerá de cada caso. Podrá ser la Ley de Arrendamientos Urbanos o el Código Civil.
  • Firma de las partes. El contrato debe estar firmado por todas las partes en todas las hojas, no solo en la hoja final.

Como decíamos antes, es preciso analizar si la Comunidad Autónoma en la que se encuentra el alquiler vacacional exige algún requisito más que se deba incluir en el contrato para legalizar el apartamento turístico.

Para poder cumplir con la ley y proteger tus intereses, es preciso que consultes con un abogado especialista en derecho inmobiliario que pueda asesorarte sobre la mejor forma de hacer el contrato de alquiler de apartamento turístico y redactarlo.

En RENTU estamos especializados en la gestión de alquileres vacacionales y podemos ayudarte con los trámites que necesites. ¡Contáctanos!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

Compare