Me Interesa

Estás a un paso de optimizar tu día a día

Así de fácil

Trabajar con Rentu es muy sencillo. Estás a solo un paso de aumentar tus ingresos y de contar con la tranquilidad, seguridad y tiempo libre que te proporciona nuestra experiencia en gestión de alquiler vacacional. ¿Empezamos?

  1. ¿Cómo es tu apartamento? ¡Queremos conocerlo!
    Lo primero de todo, es saber cómo es tu apartamento, para ello, tendremos una primera conversación contigo, donde conocer los detalles de la vivienda y poder analizar si encaja con nuestra gestión.
  2. Sabrás cuánto ingresarás cada mes por tu vivienda. Si consideramos que tu apartamento cumple con los criterios de Rentu, realizaremos un estudio para que conozcas cuál será la rentabilidad de tu vivienda mes a mes.
  3. ¡Enséñanos tu casa! Nadie mejor que tú para que nos enseñes tu hogar. Analizaremos cada una de las características y estancias de la casa, para valorar las diferentes posibilidades y alternativas.
  4. Comenzamos a trabajar en tu apartamento. Tras pasar a formar parte de Rentu, nuestro equipo se pondrá a trabajar cuanto antes para conseguir la máxima rentabilidad en el menor tiempo posible. Nuestros departamentos de decoración y acondicionamiento, logística y comercial trabajarán duro para conseguir el mejor resultado y que empieces a generar ingresos ya.
  5. Damos la bienvenida a los primeros viajeros. Una vez realizadas todas las gestiones, recibimos a los huéspedes, y cuidamos cada detalle desde su llegada hasta su partida, para que se sientan como en casa. Mientras tanto, tú podrás disfrutar de tu tiempo libre y de la confianza y seguridad que te aporta Rentu en la gestión del alquiler vacacional.

Escríbenos

y empieza a disfrutar de todas nuestras ventajas

Quiero recibir Newsletters Si

Compare